“Año del Buen Servicio al Ciudadano”

27 de mayo de 2015



OLOR POR INTERNET
Ya es posible el olor por Internet Las tecnologías que permiten la difusión de olor a través de Internet ya son algo real, aunque existen pocas empresas que las fabriquen, estas apuestan por ofrecer servicios tangibles, es decir, que el internauta reciba a través de su computadora una sens Las tecnologías que permiten la difusión de olor a través de Internet ya son algo real, aunque existen pocas empresas que las fabriquen. Estos dispositivos son muy adecuados para el sector de la perfumería, aunque su desarrollo se ha extendido a las imágenes, el correo electrónico, y otros dispositivos que son tanto la computadora personal como el teléfono móvil. Hay empresas que, incluso, han utilizado esta tecnología en el campo médico para detectar enfermedades mentales. En los negocios que se están creando en torno a Internet, hay empresas que apuestan por ofrecer servicios tangibles, es decir, que el internauta reciba a través de su computadora una sensación real más allá de la vista. Un ejemplo de ello son las compañías que están desarrollando una tecnología que permitirá transmitir olor a través de la Red. Las empresas pioneras de la investigación son la californiana DigiScents, TriSenx, de Georgia, AromaJet, de Texas y SenseIt Technologies de Israel, y sus dispositivos ya pueden adquirirse. Su funcionamiento se basa en dos aparatos principales, un sintetizador de olor, que es capaz de recoger la fragancia y transformarla en una señal digital. Ésta es recogida por un receptor que, al igual que una impresora, reproduce el olor original. Las personas que deseen percibir los olores de los sitios visitados podrán hacerlo conectando el "sintetizador de olores" a su computadora. En vez de tinta, este dispositivo estará cargado con aceites o esencias primarias, capaces de reproducir millones de fragancias diferentes. Fusionaron cine con olor Todas las empresas anteriormente citadas tienen ya sus propios aparatos, aunque la más destacada es DigiScents. Esta firma es creadora de la denominada "Tecnología aromática digital" iSmell con una serie de aplicaciones que permiten incorporar olor a una película, un correo electrónico o a una tienda virtual. Estas herramientas ya están disponibles en el mercado. La empresa fue creada en 1999 por los norteamericanos Bellensons y Smith. En un principio, estas tecnologías se pensaron para la adecuación del sector de la perfumería en Internet, pero las empresas están desarrollando otras posibilidades. Por ejemplo, los creadores de iSmell fusionaron las imágenes de la película "El Mago de Oz" con olores. Ya no sólo es posible ver la imagen sino, también, es posible oler los cedros del bosque. Esta no es la primera vez que se piensa en desprender olores de acuerdo con lo que se ve. A finales de la década de los 50, se experimentó este estudio con los sistemas como Smell-o-Vision y Aromarama, que consistían en colocar los respectivos olores de cada película en unas pequeñas cajitas situadas debajo de las butacas de cada sala de cine, para luego sacarlas en el momento adecuado. De esta manera la sala quedaba invadida por los olores que desprendían las imágenes.